Obra canal de Navarra
SCI se Adjudica una Obra de gran Entidad en Navarra
4.8 (96%) 5 votes

SCI se ha adjudicado el Control de Calidad de la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra, que ejecutará y explotará UTE OHL-Agbar. La obra, que le fue adjudicada a esta empresa hace justo ahora dos años por parte del Gobierno de la Comunidad Foral, tiene como objetivo establecer una zona regable cuyos beneficios los notarán directamente los habitantes de 15 municipios ubicados en la ribera los ríos Arga y Ega.

En SCI tenemos consideramos que son dos los factores determinantes para haber sido elegidos como controladores de la calidad en esta obra son dos: la experiencia acumulada y la calidad de nuestro servicio de verificación de soldaduras tanto con ensayos destructivos como con ensayos no destructivos.

Cifras récord

En cuanto a las cifras económicas del proyecto, la UTE OHL-Agbar tiene estimado que las obras se realicen con una inversión que asciende a 103,2 millones de euros. Por su parte, el Gobierno navarro contribuirá mediante un pago anual (en términos medios) de algo más de 8 millones y medio de euros (8,53).

Todo ese dinero se empleará para construir una zona regable que constará de 15.275 hectáreas y que se espera que esté acabada para el año 2018. Cuando esté totalmente operativa, se espera que esta zona (utilizada por el sector primario) produzca cada año por valor de 45 millones de euros. Una cifra que casi dobla la producción anual (24 millones).

Los números también crecerán exponencialmente para las explotaciones agrarias de la zona. Gracias a esta obra, está previsto que sus beneficios crezcan en más del doble. A partir de este 2018, conseguirán ganancias (anuales) por valor de 16 millones de euros, 8,88 más que los 7,12 que ganan a día de hoy.

¿Qué trabajos se harán?

Hay 3 aspectos en los que se trabajará para que los beneficios obtenidos al final del proyecto sean los que hemos indicado.

Se actualizará el riego por bombeo de 3.839 ha, que se regarán a partir del final de la obra con un coste energético menor del que se emplea desde su construcción, hace más de dos décadas.

Un total de 6.005 ha se podrán regar sin generar ningún tipo de coste energético gracias al trabajo de UTE OHL-Agbar, que modernizará los obsoletos sistemas de riego que hay actualmente.

Se procederá a la conversión de más de 5.000 ha (5.431) de secano en lugares de regadío. De toda esa superficie, tan solo el 8% se regará con gasto energético, aunque este será escaso debido a que se hará aprovechando las líneas eléctricas que ya están construidas. El resto del espacio se regará sin emplear ningún tipo de gasto de energía.

Otros beneficios

También habrá beneficios en el sistema de regadío, ya que se cambiará el agua. Se pasará del actual, que proviene de los ríos Arga y Ega y que durante el estiaje baja su nivel de calidad, al que viene de los Pirineos y que se cogerá del Canal.

Y, como consecuencia de esto, los ríos verán como aumenta su caudal, ya que no se cogerá agua de ellos para regar. Algo que también hará que su calidad mejore. Si tienes alguna duda acerca del papel de SCI en este proyecto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

About the author
Laisser un commentaire

Your email address will not be published.

Vous pouvez utiliser les balises HTML

EffacerSoumettre